Tejidos ecológicos en Xiro ecojeans

DENIM

98% algodón orgánico, 2% elastano

Color índigo. Tintes de bajo impacto que son aprobados por GOTS y ambientalmente seguros y no tóxicos.

Del campo a la moda este tejido está certificado de acuerdo con el Global Organic Textile Standard (GOTS)

gots

FORRO BOLSILLOS

100% algodón orgánico. Grosor medio.

Color natural sin blanquear. Estampación manual utilizando tintas de base agua.

Del campo a la moda este tejido está certificado de acuerdo con el Global Organic Textile Standard (GOTS)

gots

CREMALLERA

Banda textil100% algodón orgánico. Color natural sin blanquear. Uso de energías renovables en fabricación.

Cursor, dientes y topes: Aleación de zinc (calidad, durabilidad, reciclabilidad). Reduce al mínimo las emisiones y necesita mucha menos energía que los procesos de fabricación comparables. Cualquier residuo del proceso se recicla.

Certificación OEKO-TEX Standard 100 Clase 1

tejidos ecológicos

El cultivo de algodón orgánico

El algodón es una fibra vegetal que se cultiva en países tropicales y subtropicales, como los Estados Unidos, América del Sur y la India. Un algodón es orgánico cuando no está modificado genéticamente y se cultiva sin el uso de productos químicos o sintéticos, como pesticidas o fertilizantes.

En lugar de éstos utiliza métodos y materiales que tienen un bajo impacto sobre el medioambiente, lo que favorece que los ríos estén limpios, el aire descontaminado, la tierra sana y fértil y sus frutos saludables. A su vez, esto permite que los agricultores puedan cultivar alimentos y mantener al ganado, en vez de ser dependientes de costosos productos químicos y semillas.

Las condiciones que crea el cultivo con semilla transgénica resultan nefastas. ¿Por qué?

Es una semilla tolerante a los pesticidas y herbicidas.

Favorece la utilización de químicos peligrosos. 7 de los 15 principales pesticidas utilizados en los cultivos de algodón son potenciales o conocidos carcinógenos humanos.

El escurrimento provoca la muerte de millones de peces y aves cada año así como el envenenamiento del agua subterránea.

La otra cara de la semillas transgénica. ¿Cómo repercute en el agricultor?

Se ve afectado por la toxicidad de los químicos que emplea.

Los cultivos se hacen de forma que crean una dependencia de este tipo de semilla y demás productos, lo que tiene un coste muy alto para el agricultor, que en muchas ocasiones se ve inmerso en una espiral de deuda de la que no puede salir:

  • Las plagas acumulan resistencia a los productos químicos.
  • El agricultor pide prestado dinero para comprar más productos que antes.
  • El agricultor recibe menos beneficios de los cultivos.
  • Se repite hasta que el agricultor es indigente o se ve abocado al suicidio.

Semilla libre de OGM. Natural, no tratada

Conservación de variedades de semillas tradicionales. Balance biológico con gran variedad de organismos beneficiosos.

Rotación de cultivos

Mejora y promueve la biodiversidad y los ciclos biológicos.

Gestión apropiada del agua

Protege la calidad del agua superficial y subterránea.

Mayor contenido en materia orgánica

Equilibrio natural creado por suelos sanos.

Manipulación del ecosistema. Insectos beneficiosos. Cultivos trampa. Tratamientos naturales

Desaparición de enfermedades asociadas a productos químicos. Mejora la calidad de vida de las personas.

Defoliación natural por heladas (algunas latitudes), cese de la irrigación o materiales aprobados

No necesario en cosechas manuales.

Uso de semillas genéticamente modificadas.

Alto costo. Pérdida de soberanía de los agricultores. Las plagas desarrollan resistencia a la toxina.

Monocultivo

Pérdida de los suelos.

Irrigación intensiva

Agotamiento de los recursos naturales.

Fertilizantes sintéticos

Genera millones de toneladas de deshechos peligrosos que afectan a multitud de regiones de producción.

Fumigación aérea con insecticidas y pesticidas

Grandes problemas de contaminación. 9 de los pesticidas más utilizados son conocidos agentes cancerígenos.

Los procesos de producción…

de algunas fibras pueden ser altamente contaminantes. Deben someterse a un proceso de tratamiento para convertirse en fibras textiles, además de los tintes y acabados añadidos a continuación.

Según Greenpeace, se usan como mínimo 8.000 productos químicos para transformar materias primas en tejidos y ropa (entre ellos plomo, níquel, cromo IV, aril aminas, ftalatos y formaldehído)..

La moda sostenible evita el uso de los productos químicos más perjudiciales que comúnmente se utilizan en el tratamiento de textiles y que pueden causar diferentes problemas de salud como tumores cancerígenos, actuar como disruptores endocrinos que provocan trastornos hormonales, provocar defectos de nacimiento y otras enfermedades graves. Por si fuera poco, también destruyen los ecosistemas y la biodiversidad a escala internacional.

Por estos motivos y muy motivados por esta realidad, los proveedores con los que trabajamos sólo se abastecen con tejidos ecológicos y justos y certificados con GOTS. Comprueban su validez y la cadena de suministro, poniéndolos a nuestra disposición. “Visitamos regularmente los proyectos de donde nuestros productos provienen y los conocemos personalmente muy bien. Esto nos permite garantizar la máxima transparencia posible de las condiciones de producción sociales y ambientales en el terreno.”

Nuestras telas son teñidas con tintes de bajo impacto que a pesar de ser sintéticos, se ha comprobado que son más respetuosos con el medio ambiente que los tintes naturales por muchas razones.

Uno de los interesantes beneficios del uso de tintes de bajo impacto es que tienen una tasa de absorción más alta, lo que significa que se requiere menos colorante para adherirse a las fibras lo cual también se traduce en una tela más suave y ligera. Del mismo modo, los tintes de bajo impacto no requieren mordientes químicos tóxicos para fijar el color de las telas como los tintes naturales.

Los tintes de bajo impacto son a menudo recuperados de los residuos líquidos y el agua es reciclable. Otro beneficio añadido es que requieren menos calor lo cual ahorra energía.

Comparativa procesos de producción y teñido

Fibras de hilo estabilizadas usando doble aplicación o almidón de patata o maíz no tóxico

Reducción del impacto ambiental

Blanqueo con peróxido de hidrógeno

Forma sólo agua y oxígeno durante la reacción de blanqueo.

Socavación suave en agua tibia con carbonato de sodio

Para un PH de 7’5 a 8

Teñido de bajo impacto reactivo con las fibras o colorantes naturales

Bajos en sal y bifuncionales que pueden superar el 95% de fijación incluso en fibras celulósicas

Estos colorantes son inherentemente biodegradables y su uso implica una menor carga química para los desagües, es decir, no son residuos peligrosos.

Filtrado de residuos

Las aguas residuales se filtran cuidadosamente para eliminar la mayor cantidad de partículas de colorante como sea posible.

Impresión de bajo impacto

Tintas a base de agua o soja. Pigmentado sin materiales pesados.

No vas a usar prendas con metales pesados y cuando la vida de la prenda se acaba éstos no volverán a la tierra

Uso restringido de agentes de acabado

Fibras de hilo estabilizadas usando ceras tóxicas

Blanqueo de cloro

Crea subproductos tóxicos que se liberan al medio (AOX). La mayoría de estos compuestos son tóxicos para los organismos acuáticos en concentraciones bajas, ya que son muy persistentes en el medio ambiente y con tendencia a bioacumularse, llegando incluso a transmitirse hasta el ser humano a través de la cadena alimenticia.

Acabado con agua caliente, tensioactivos sintéticos y productos químicos adicionales

Lo escurrido es derramado en el curso del agua.

Teñido de alta temperatura

Utiliza una gran cantidad de toxinas, incluyendo metales pesados, azufre, benceno, formaldehído y compuestos organoclorados. El proceso requiere grandes cantidades de agua para vaciar los residuos, que se vierten luego en las aguas locales de las fábricas.

Impresión realizada con pigmentos base de petróleo y que contienen metales pesados

Se estarán poniendo metales pesados en el agua subterránea y en la prenda.

Acabado usando abrillantadores ópticos y suavizantes con petroquímicos

También procesos como el sandblasting (Consiste en la aplicación de un chorro de arena a presión para darle el aspecto desgastado“. Normalmente, se realiza de forma manual y sin protección.)